La importancia de poder recordar una experiencia personal con Dios

Me acordaré, por tanto, de ti desde la tierra del Jordán […].

Salmos 42:6 (RVR 1960)

En un momento difícil, el salmisa recordó las obras pasadas de Dios en su favor (cf. Salmos 42:6). Así también pudiéramos hacer nosotros.

Todos los creyentes tenemos que sufrir de alguna persecución (cf. 2 Tim. 3:2). La prueba de nuestra fe nos tiene que venir a todos los que queremos llegar al cielo (cf. Sal. 7:9, 1Pd.1:6-7). 

En esos momentos, es útil recordar cómo Dios ha estado antes con nosotros, cómo nos ha consolado, librado, provisto, ayudado… 

Pero si no procuramos un encuentro con Dios AHORA, en los momentos de oasis; AHORA, cuando el Espíritu nos avisa que viene algo de camino… ¿qué nos sostendrá? Sí, la fe es buena. Pero si tenemos una experiencia personal, innegable, real, con nuestro Señor, tendremos qué responderle a nuestra alma cuando en el silencio el enemigo nos tiente a retroceder.

Las experiencias de otros nos fortalecen la fe, pero una experiencia personal nos sirve de ancla. Una experiencia con Dios hoy, será un arma más contra el enemigo mañana. 

Dios le bendiga. Gracias por su visita. Hasta la próxima.

About Enid

Escribo sobre dos mesas de trabajo: historias de mi sobrino con autismo, y reflexiones sobre lo que es ser cristiano. No soy experta, pero comparto lo que a NIH le hace feliz, y lo que a mí me apasiona sobre mi Señor.
This entry was posted in Reflexiones and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comentarios / Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.