TEA: Cómo fomentar la espiritualidad sin afectar la inocencia (Parte 1)

¿Usted cree en Dios? Si es así, lo más seguro desea que su hijo con TEA (autismo) también sea creyente. Pero, ¿cómo fomentar la espiritualidad sin afectar la inocencia de su propio NIño o NIña Hermosa (NIH)?

Más que creer en Dios, en nuestro hogar procuramos vivir de manera que podamos decir que le servimos. Somos cristianos por convicción, no por tradición. Y nuestra fe nos ayuda a afrontar todas las situaciones difíciles de la vida. Pero, NIH no comprende todavía el bien y el mal, y se le hizo difícil entender que existe un Ser invisible al que llamamos Dios.

Nuestro NIH es como un bebé inocente, a pesar de que ya tiene 13 años. La primera vez que escuchó una historia bíblica en la que “unos hombres robaban la comida de los israelitas”, llegó a su casa llorando y diciendo: ¡¿por qué hacen eso esos hombres?!

Hoy día, NIH cree en Dios, ora por los enfermos, tiene fe, y disfruta su esperanza de ir al cielo un día. Explica con sencillez la encarnación de Jesús mejor que yo a su edad. Y, sigue conociendo las historias de la Biblia y aprendiendo sobre las cosas de la vida, sin perder todavía su inocencia.

En esta entrada y, Dios mediante, en unas próximas, trataremos de compartir la forma en que le enseñamos a NIH sobre Dios, la vida y la muerte, la oración, y otros aspectos importantes de la vida espiritual.

Lo dividiré de la manera siguiente:

Semana #1: La importancia de la oración y de la fe de los padres.

Semana #2: Escoger la lección más apropiada y simplificar la enseñanza.

Semana #3: Ejemplo de ilustraciones que NIH y yo usamos.

Hasta la próxima.

Posted in TEA (Autismo) | Tagged , , | Leave a comment