TEA: Sensibilidad del Centro de Servicios Terapéuticos del Oeste

NIH se “derritió” de felicidad porque pronto comenzaría la teleterapia especial.

Con raras y breves excepciones, NIH siempre ha tenido terapistas mujeres. Y recientemente, nos había estado pidiendo, a su mamá y a mí, un terapista varón.

Actualmente, recibe teleterapias ocupacionales y del habla con muy buenas terapistas del Centro de Servicios Terapéuticos del Oeste.* ¡Y no quiero cambiarlas! Trabajan muy bien con NIH, le tienen paciencia y lo tratan con cariño.

Durante todos estos años en que NIH ha estado recibiendo los servicios del centro, siempre han demostrado sensibilidad y comprensión. Esto me motivó a atreverme a pedir un favor inusual: que un terapista varón lo atendiera, al menos unos minutos, una sola vez. Es una excepción a la regla, y realmente yo no sabía si sería posible.

Una de las dueñas, y encargada de las terapias ocupacionales, a quien NIH identifica como Amarilis “the Boss”, movió cielo y tierra, coordinando con Víctor (evaluador de TO), haciendo un espacio para NIH dentro de sus ocupadas agendas.

La única condición fue que NIH entendiera que sería por solo una vez. Logrado esto, se fijó la fecha.

La terapia transcurrió mejor de lo que yo esperaba. NIH cooperó hasta en las tareas que no le gustan. El terapista se lo ganó a la entrada. ¡Le presentó hasta un osito de peluche, porque sabía que los usa en sus terapias! Se había comunicado con la TO designada, quien le orientó sobre las particularidades de NIH. (¡Gracias, Zuleimarie!)

Este gesto de buena voluntad no lo hace cualquiera. En este centro realmente se interesan por el bienestar integral de los pacientes. Siempre dan la milla extra. Y nos tratan como personas, no como números ni fuentes de ingreso. NIH, mi familia y yo les estaremos siempre agradecidos.

* En Puerto Rico.

Posted in TEA (Autismo) | Tagged , , , , , | 1 Comment